DomiciVet

Veterinaria a Domicilio

Empezar Chat

¡Pide ayuda  a un médico veterinario de gatos!

  • Consultas en línea
  • Recomendación de productos
  • Reserva una cita a domicilio

¿Necesitas ayuda?

Horario de atención

Horarios de atención al
cliente y delivery

  •  Lunes a Sábado
    Atención al cliente:
    de 9 am a 9 pm
    Delivery:
    de 9 am a 7 pm
  •  Domingo
    Atención al cliente: de 9 am a 2 pm
    Delivery: No hay envíos

Razas de gatos

Gato Siamés

gato siames

La historia del gato que tiene origen desde Siam (Tailandia)

El gato siamés es el legendario gato de templo del rey de Siam actualmente conocido como Tailandia. El rey no solo apreciaba a los gatos por su exquisita belleza, sino que también se utilizaban como gatos guardianes. Los siameses se encaramaban a las altas columnas que rodeaban el trono del rey  si alguien amenazaba al rey, los gatos saltaban desde las columnas hasta el asaltante. El tamaño de los siameses, su fuerza y su capacidad para saltar desde una gran altura, bastaban para derribarlo. Si fuera necesario, arañaban la cara de la persona que quisiera hacer daño al rey de Siam.

Los primeros gatos siameses que llegaron a Europa fueron un regalo del rey de Siam al consulado general inglés en Bangkok a finales del siglo XIX. Estos primeros gatos siameses se llamaron Pho y Mia. Eran una pareja de cría que Owen Gould introdujo en Inglaterra en 1884. La hermana del señor Gould mostró los gatitos de Pho y Mia en la exposición de Londres que se celebró en el Palacio de Cristal en 1885. En Estados Unidos, el primer gato siamés también fue un obsequio del rey de Siam a un amigo. A finales de la década de 1890 y principios de la siguiente se importaron gatos siameses a Norteamérica desde el Reino Unido, Francia, Japón y Siam. Los siameses siguieron siendo en cierta medida gatos poco comunes hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando en poco tiempo se convirtieron en la raza de gatos más registrada.

 

Un gato elegante y de mirada matadora

El siamés es un gato de extremos. Su cabeza es un triángulo alargado. Las orejas altas están situadas sobre la cabeza a continuación de dicho triángulo. Su nariz es larga y recta y las patas son largas y esbeltas. Tiene la cola larga y rematada en punta. Los ojos, almendrados, son de un verde brillante.

El pelo es corto y brillante y adherido al cuerpo. La belleza del gato siamés reside en su esbelto cuerpo, los ojos azules y el contraste entre el color del cuerpo y el color más oscuro de las extremidades. Este contraste se llama restricción de color o, más frecuentemente, pointing. El color del pelo de las orejas, cola y pies es distinto al del cuerpo, y este color más oscuro se mezcla gradualmente con el color del cuerpo, más claro. En la cara puede verse también una máscara del mismo color point más oscuro. Esta máscara le cubre la cara, rodea los ojos y cubre las almohadillas de los bigotes. La máscara es más pequeña en un gatito y aumenta de tamaño gradualmente a medida que crece.

 

Una carácter apegado y muy inteligente así es el gato siamés

personalidad del gato siames

Dicen que es el perro entre los gatos, como es muy apegado e inteligente y se deja adiestrar hasta cierto punto. Sus ganas de aprender lo convierten en un compañero ideal para el adiestramiento y es un gato perfecto para la familia. Si no tiene ganas de aprender trucos nuevos o se le ha metido algo en la cabeza, lo demuestra abiertamente. Quien comparta su vida con este gato tan asertivo se dará cuenta enseguida de lo que más le gusta: atención. Aunque es tozudo y seguro de sí mismo, nada le complace más que la sociedad y las caricias.

Algo que los distingue además de su inteligencia y belleza es su comunicación y que maúlla a un volumen considerable. Lo que no le gusta lo expresa a voz en grito.

Esta raza destaca por: ser social e ideal para vivir con más gatos y no tener problemas, ser bondadoso y esto es perfecto para convivir con niños y demás personas en su hogar, ser super inteligente y poder adiestrarlo con correa para sacarlo a pasear y por último ser un gato familiar que le gusta ser mimado y dependiente de tu persona.

 

Su salud y enfermedades hereditarias

Es importante que lleves al gato siamés periódicamente al veterinario. En efecto, este gato puede padecer enfermedades hereditarias en función de la cría.

Además de los tumores mamarios y las enfermedades cardiovasculares, también puede tener problemas oculares. El estrabismo y el nistagmo son anomalías que se le atribuyen. Se cree que la causa se encuentra en el déficit de melanina de la raza. Además, la atrofia progresiva de retina (PRA) puede provocarle ceguera a la larga. Esta dolencia se puede detectar con un test genético, que habría que hacerle al gato una vez en la vida.

Asimismo, el gato siamés es propenso al síndrome de pica. Los gatos con este trastorno del comportamiento compulsivo tienden a masticar o comer objetos indigestos, como lana, caucho o arena. Con medidas adecuadas se pueden reducir los riesgos para la salud que trae consigo este comportamiento y sus causantes

 

Te contamos un dato curioso del Gato Siamés

Sabías que en la antigüedad, cuando una persona de alto rango fallecía en el reino de Siam, se colocaba un gato siamés cerca de su cuerpo porque se pensaba que el animal recibía el espíritu del fallecido. El felino se convertía en el guardián del difunto y pasaba a vivir  en un templo rodeado de lujo.

───────

Origen: Siam (Tailandia)

Reconocimiento de asociaciones felinas: CFA, ACFA , FIFe, TICA

 

 

 

Descuento del 10% en tu primera compra en nuestra tienda para gatos